Es una enfermedad causada por un virus de la familia de los Retroviridae,llamado virus de la leucemia felina (FeLV).Estos tipos de virus cuando invaden una célula realizan una copia de su material genético dentro de ella y de esa manera se reproducen.

El virus de la leucemia felina fuera del organismo del gato,es muy débil y muere aproximadamente a las dos horas en un ambiente seco.

 

El virus de la Leucemia Felina no puede contagiarse al hombre ni al perro.

 

La incidencia de la enfermedad es mucho mayor en los gatos de ciudad y sobre todo en los callejeros y gatos rurales.

 

El contagio es directo de gato a gato y se requiere un contacto continuado y muy cercano para que un gato positivo contagie a un gato negativo.

 

La infección ocurre con mayor frecuencia en gatitos muy jóvenes,muy mayores,o en gatos de cualquier edad con las defensas debilitadas por  enfermedad,medicación o estrés…

 

El contagio se produce por las secreciones corporales de un gato enfermo de Leucemia Felina,sobretodo con la saliva,orina,sangre, materia fecal,secreciones nasales,lágrimas,recipientes de comida compartidos,bandejas sanitarias.También es posible que el virus pase de la madre a los gatitos durante la gestación o a través de la leche materna infectada (sin embargo,no es frecuente ya que las gatas infectados por Leucemia (FeLV) son a menudo estériles o hay mayor probabilidad de abortos).

Cuando un gato se infecta con el virus de la leucemia lo hace generalmente a través de la saliva,ya que la mayor concentración de virus esta presenta en ella.

Estas tres primeras fases se dan en todos los casos de infección por el virus de la leucemia.

  • (*) Test ELISA:Detecta la presencia de antígeno en la sangre y puede identificar estadios iniciales de la infección.

 

  • IFI:Analiza la presencia de antígeno en las células infectadas (linfocitos y plaquetas).

 

  • PCR-RT:Detecta de modo directo el ADN del virus integrado en las células invadidas;en sangre,médula ósea y otros tejidos.Es una técnica  de gran utilidad para detectar infecciones latentes,que pasan desapercibidas con los otros dos métodos.

 

A partir de aquí la infección avanzará hasta las siguientes fases o no, dependiendo del tipo de cepa, edad del gato, número de gatos que conviven en el mismo ambiente, estado inmune del animal o presencia de enfermedades concurrentes.

Si el gato NO está vacunado y entra en contacto con el virus de la  leucemia felina,NO siempre quedará infectado.Como ocurre con cualquier otro virus,el organismo puede reaccionar frente a la infección,evitarla y no contraerla,dependerá de factores tales como el estado del sistema  inmunológico,la edad del gato,la cepa del virus, suficiente cantidad de virus o la severidad de la  exposición.

 

Los animales se vuelven más resistentes a la infección con la edad, de modo que los gatos adultos son menos propensos a la infección que los jóvenes.Los gatos que están expuestos al virus y se recuperan, por lo general,son más inmunes y resistentes a una infección adicional.

Aproximadamente en un tercio de los gatos infectados la respuesta inmune es la adecuada (éste tanto por ciento aumenta si se trata de gatos adultos).La infección queda restringida a la cavidad oro-nasal y el virus no se disemina.Son ANIMALES  INMUNOCOMPETENTES  y no padecerán la infección ni la transmitirán.

Otro tercio de gatos infectados son No Inmunocompentetes pudiendo ser:

VIREMICO TRANSITORIO o REGRESOR:El sistema inmune puede eliminar el virus antes de que llegue a Medula Ósea.Pueden tener algún tipo de sintomatología moderada como inactividad,procesos febriles… hasta que desarrollan la inmunidad frente al virus de la leucemia.

 

Los test de leucemia en sangre son negativos en  poco tiempo, pero se ha descubierto que puede detectarse restos víricos en médula ósea o tejidos linfoides durante muchos meses, sin que esto implique padecimiento de enfermedad.

 

Son  (PORTADORES INMUNES).En estos gatos es necesario repetir los test a los 2-3 meses después de la primera prueba, para descartar y verificar la expulsión e inmunidad del gato. Como esta inmunidad natural no les  protege de por vida, se deberán vacunar anualmente de Leucemia Felina.

 

VIREMICO PRIMARIO: El virus se disemina al timo, bazo, ganglios y glándulas salivares  por lo tanto son gatos que puede ser infecciosos y trasmitir la enfermedad. Esta fase dura entre 3-16 semanas y en algunas ocasiones hasta un año.

 

Otro tercio de los gatos son:

 

VIREMICO PERSISTENTE: El sistema inmunitario no puede eliminar el virus y llega a Medula Ósea, el virus se disemina a través de neutrófilos y plaquetas infectadas que circulan por todo el cuerpo.

 

Estos animales padecen infección continua de células epiteliales y glandulares (saliva, lágrima, vejiga...) y eliminan gran cantidad de virus.Estos gatos padecerán alguna de las enfermedades asociadas con la infección por Leucemia en los siguientes 3 y medio años (como máximo) y morirán.Además transmitirán el virus por sus secreciones durante todo ese periodo de tiempo ya que su carga viral es máxima con niveles altos de virus.

 

PORTADOR LATENTE:Después  de 1-5 semanas,algunos gatos eliminarán el virus de su sangre y saliva,pero el virus queda latente en su médula ósea u otros órganos.Se considera que estos animales tienen una respuesta inmune parcial,la cual controla la producción de virus pero no es capaz de crear defensas suficientes para la eliminación del virus en todas las células del organismo.Estos gatos no suelen padecer la enfermedad y se les considera NO infecciosos para otros gatos, a no ser que se reactiven la infección por estrés, enfermedad, disminución de las defensas,gestación,lactancia,uso de algunos medicamentos como pueden ser los Corticoides.Pero lo más habitual es que jamás tenga ningún síntoma durante la vida o incluso que elimine el virus definitivamente al cabo de varios años.

 

GATOS DISCORDANTES:El virus no permanece en médula ósea ni en sangre,sino en otros órganos donde se multiplica en forma intermitente o permanece latente en vejiga,ojos,tejido mamario.Ocurre en un 5% de los gatos y explica que los resultados de los Test de ELISA puedan ser a veces positivos y otras veces negativos.Puede haber madres que transmitan infección a sus hijos a través de la leche,pero ellas ser negativas a la enfermedad.

 

Una particularidad de la Leucemia Felina es que el virus puede causar tumores, principalmente LINFOMAS (neoplasia en las células del sistema linfático).Las formas más comunes de presentación de estos tumores dependiendo de los tejidos u órganos afectados son:

 

Linfomas Mediastínicos que afectan a órganos situados en la cavidad torácica.

Linfomas  Multicéntricos afectan a órganos de la cavidad abdominal sobre todo en Intestino Delgado (linfoma gastrointestinal):El tumor intestinal puede ser focal (una o más  masas grandes) o difuso (engrosamiento generalizado del intestino),también en nódulos mesentéricos,riñones (pueden estar afectados uno o ambos),hígado y bazo

Con menor frecuencia,el Linfoma se presenta en médula ósea,causando una Leucemia verdadera (tumor de células linfoides de la medula ósea) o desórdenes mieloproliferativos. 

 

Los sintomas que tendran los gatos con Linfomas varían en función del órgano u órganos afectados.

 

En los Mediastinicos habra disnea, letargia,anorexia,tos,vómitos por compresión esofágica y liquido pleural.

 

En los Gastrointestinales cursaran con vómitos,diarrea,anorexia,dolor abdominal,pérdida de peso…

 

En los que afectan a Medula Ósea,hay parálisis parcial posterior bilateral,con aumento anormal y doloroso de la sensibilidad  que evoluciona rápidamente a parálisis.

 

Para realizar el Diagnostico de los Linfomas además de las test específicos de la enfermedad,hay que hacer análisis completo de sangre y estudios complementarios radiológicos,ecografías,citología o biopsia,punción de Médula ósea.

 

Se han intentado distintos Tratamientos para la Leucemia Felina,ya que no existen terapias específicas:

 

Fármacos Antivirales:Sólo en infecciones tempranas (en las tres primeras semanas post- infección),en estudios experimentales se ha visto que evita la llegada del virus a médula ósea.Mejoran el estado clínico,calidad de vida y esperanza de vida en algunos gatos.

 

Fármacos Inmunomoduladores:Actúan aumentado las defensas del organismo,mejorando síntomas,estado de ánimo,apetito… No eliminan los virus de la leucemia.Para ver resultados al menos serán necesarias de 4-6 semanas para conseguir el efecto máximo.

 

Quimioterapia en aquellos gatos que hayan desarrollado Linfomas (tumores).Pueden dar supervivencias de hasta dos años en algunos gatos.

 

Antibióticos de amplio espectro contra infecciones secundarias.

 

Tratamientos sintomáticos como por ejemplo en gatos con Anemias no regenerativas:Transfusiones de sangre y otras terapias de apoyo según las diferentes patologías.

 

El Pronóstico para los gatos Leucémicos es reservado,ya que muchos casos la supervivencia es baja (2-3 años).

 

La Prevención es el tratamiento fundamental de la enfermedad y la única manera de proteger a un gato sano es evitar el contacto de este animal con gatos infectadas con Leucemia.Las medidas que se pueden tomar son:

 

Los gatos No pueden salir de la casa y tienen que estar alejados de gatos potencialmente infectados (callejeros).

 

Si hay más de un gato en el hogar y uno de ellos tiene la enfermedad, éste debe permanecer separado del resto sin poder compartir comederos,bebederos y tener bandejas sanitarias separas los unos de los otros para reducir así los riesgos.

 

En el caso de adoptar un nuevo gato de la calle o que no tengamos la certeza de que ha estado bien cuidado y por tanto se desconoce su situación sanitaria,lo primero que hay que hacer es que no esté en contacto con el otro gato y llevarlo lo antes posible al veterinario  para descartar esta y otras enfermedades que pudiera tener para evitar riesgos innecesarios para unos y otros.

 

Los  gatos positivos a la enfermedad deben ser castrados para evitar que se trasmita la enfermedad a su descendencia.

 

Para evitar la Leucemia todos los gatos tienen que ser VACUNADOS, pero no se pueden vacunar aquellos animales que ya tengan la enfermedad,por ello antes de vacunar por primera vez debemos realizar el Test especifico de Leucemia para ver si está o no infectado por el virus.

 

Para aquellos gatos que ya tienen Leucemia las medidas oportunas para mejorar su calidad de vida lo máximo posible serán:

 

NO deben salir de casa,ya que su sistema inmune no funciona como debería y eso hace que  este más predispuesto a padecer enfermedades secundarias.

 

Darles una alimentación equilibrada y de alta calidad. NO dar comer alimentos crudos (carne, huevos) o derivados de la leche sin pasteurizar ya que estos alimentos tienen mayor riesgo de transmitir bacterias o parásitos que provocarían un daño mayor en un organismo con su sistema inmune debilitado

 

Realizar revisiones veterinarias periódicas cada 6 meses así como una vigilancia exhaustiva en casa para poder detectar un deterioro del estado general del gato.Ya que estos gatos tienen enfermedades oportunistas por sus bajas defensas las cuales hay que tratarlas con la mayor rapidez,además de tenerlos correctamente desparasitados y reducir el estrés al máximo,para no favorecer que el virus pueda multiplicarse y que el gato enferme.

Contacto

Clínica Veterinaria Éboli

C/ Princesa de Éboli 24

SANCHINARRO
28050 (Madrid)

 

Puede contactarnos llamando al teléfono  

 

91 750 27 92

628 384 738

 

O bien puede utilizar nuestro formulario

Clínica veterinaria Eboli en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Éboli Veterinaria SLP